Reducción de la progresión de la miopía con atropina 0,01%

La atropina es un fármaco que ayuda a reducir la progresión de la miopía.
La miopía es el defecto ocular más frecuente en
el mundo y es uno de los principales problemas de salud visual. Actualmente afecta al 23 % de la población mundial pero su prevalencia aumenta progresivamente. Se calcula que en el año 2050 el 50 % de la población será miope. Es una enfermedad progresiva en la edad infanto-juvenil. Actualmente disponemos de tratamientos que permiten reducir dicha progresión.

¿Por qué es importante evitar la progresión de la miopía con o sin atropina?

Cuanto más alta es la miopía mayor es la sensación de invalidez visual del paciente cuando va sin corrección.
La miopía produce un mayor riesgo de sufrir maculopatía, desprendimiento de retina, catarata y glaucoma que la población general. A mayor número de dioptrías, mayor riesgo de complicaciones asociadas.
A partir de los 18 años se puede eliminar las dioptrías de miopía con cirugía refractiva. A mayor número de dioptrías mayor es la complejidad de la técnica necesaria y menor eficacia en la corrección.
Por tanto, todas las acciones que reduzcan la progresión de la miopía son beneficiosas para reducir el riesgo de complicaciones oftalmológicas asociadas en el futuro de vuestros hijos/as.

¿Qué factores pueden reducir la progresión de la miopía?

A pesar que en la miopía existen factores genéticos relacionados con su aparición aún no es posible actuar a nivel genético. En cambio, los factores ambientales relacionados con la progresión de la miopía pueden ser modificados:

  • Tiempo que pasan los niños realizando actividades al aire libre: cuanto más tiempo pasan en el exterior menor es la asociación con miopía.
  • Tiempo que dedican al trabajo visual de cerca. Especialmente relacionado con distancias de lectura cortas (menos de 30 cm) y sin descansos (se aconseja descansar 20 segundos cada 20 minutos).

Optimizar estos factores ambientales ayuda a disminuir la progresión de la miopía.

Intervenciones médicas para reducir la progresión de la miopía

Se ha demostrado científicamente que:

No funciona: Usar gafa con menos graduación de la que necesita el niño no evita la progresión de la miopía.

Probablemente no funciona: Gafas de tipo bifocal o progresivo y las lentes de contacto.

Podría funcionar: Ortoqueratología (uso de lentes de contacto nocturnas), aunque se han descrito un centenar de casos de queratitis microbiana severa. Es imprescindible una estrecha supervisión de los adultos y un estricto control por el médico-oftalmólogo. Lentes de contacto de desenfoque periférico.

Sí que funciona: Atropina en gotas. Este fármaco bloquea los receptores que modulan el crecimiento ocular evitando el incremento del eje antero-posterior del ojo. La concentración que se ha mostrado más eficaz y segura es al 0,01 %, tras estudios científicos con 5 años de evolución. Este tratamiento consigue reducir la progresión de la miopía en un 50 %. Puede producir leves efectos secundarios como dilatación pupilar (0,8 milímetros) o reducción leve de la acomodación (2 D), que no dificulta la visión cercana.

ESTUDIOS CIENTÍFICOS QUE AVALAN EL MANEJO DE LA MIOPÍA INFANTIL CON ATROPINA 0,01 %

1.Huang J. Efficacy comparison of 16 interventions for myopia control in children. A network meta-analysis. American Academy of Ophthalmology. Ophthalmology 2016: 1-12.
2.Chia A, Lu QS, Tan D. Five-year clinical trial on atropine for the treatment of myopia 2: myopia control with atropine 0.01 % drops. Ophthalmology 2016; 13: 391-9.
3.Clark TY, Clark RA. Atropine 0.01 % eyedrops significantly reduce the progression of childhood myopia. J Ocul Pharmacol Ther 2015; 31:541-5.
4.Loughman J, Flitcroft DI. The acceptability and visual impact of 0.01 % atropine in a Caucassian population. Br J Ophthalmol 2016;22: (Epub ahead of print).
5.Nishiyama Y, Moriyama, Fukamachi M, et al. Side effects of low dose atropine. Nippon Ganka Gakkai Zasshi 2015;119: 812-6.

GUÍA de CONTROL de la MIOPÍA

1. Normas básicas de higiene visual

  • Potenciar actividades de exterior
  • Limitación horaria de uso de pantallas de visualización
  • Normas de higiene visual en visión próxima

2. Identificación del tipo de miopía

La evolución y el manejo de la miopía es diferente dependiendo del tipo de miopía. La miopía congénita suele ser alta de nacimiento, no suele progresar y puede reducirse con la edad. La miopía del desarrollo no está presente al nacimiento, progresa con la edad y es susceptible de tratamiento para reducir la progresión.

3. Estudio básico optométrico y oftalmológico

Descartar alteraciones oculares asociadas a la miopía y prescribir una corrección óptica adecuada.

4. Identificación de candidatos a tratamiento con atropina 0,01 %

Miopía con los siguientes criterios de inclusión:

  • Edad entre 5 y 15 años
  • Miopía mayor de -0,50 dioptrías
  • Progresión de más de -0,50 dioptrías en el último año

5. Estudio optométrico acomodativo previo

Antes de iniciar el tratamiento con atropina 0,01 % es imprescindible realizar un estudio completo de la acomodación. Esta habilidad visual permite el enfoque en visión próxima. Una vez iniciado el tratamiento se deberá repetir este estudio con regularidad.

6. Descartar patología cardiológica

Este tratamiento está contraindicado en niños con problemas cardíacos. Se realizará un electrocardiograma previo al inicio del tratamiento y un control a los 3 meses.

7. Cumplimiento de tratamiento a largo plazo

Es fundamental el compromiso de los padres en el cumplimiento de una medicación a tan largo plazo (dos años de tratamiento, un año de descanso y, caso de progresión dos años más de tratamiento). El colirio atropina 0,01 % es una preparación farmacéutica (no se dispensa automáticamente en la farmacia, ya que precisa preparación de la fórmula).

8. Controles más frecuentes durante el tratamiento con atropina

Una vez iniciado el tratamiento se realizarán visitas cada 3 meses

9. Gráfica evolutiva

Permite valorar la Tasa de Progresión de la miopía

10. Posibilidad de lentes de contacto

Un optometrista especialista en contactología pediátrica decidirá si a partir de los 12 años su hijo/a es candidato al uso de lentes de contacto

11. Tratamiento final: posibilidad cirugía refractiva

Una vez estabilizada la miopía y a partir de los 18 años valoraremos las posibilidades de eliminar las dioptrías mediante cirugía refractiva. A menor número de dioptrías mayores posibilidades de éxito quirúrgico.

Para un control adecuado de la progresión de la miopía es preciso contar con un equipo multidisciplinar que incluya optometristas y médicos oftalmólogos pediátricos. La experiencia y la acreditación científica en el manejo de la miopía infantil son muy recomendables para prevenir y tratar correctamente su progresión y posibles complicaciones.

La privacidad de tu información personal es impartante para Eurolàser. Cumplimos con la Ley de Protección de Datos. Al enviarnos voluntariamente tu información personal debes ser consciente de que almacenamos tus datos personales. La finalitat de la seva creació es el tractament medico-sanitari i social dels usuaris del nostre centre. El destinatari de la informació es l’Institut Oftalmològic Eurolàser, en part on en la seva totalitat. Altres destinataris de la informació són els estaments oficials públics o privats, que per obligació legal o necessitat material, hagin d’accedir a les dades, als efectes de la correcta prestació d’assistència medico-sanitària i social, que constitueix la finalitat del tractament d’aquestes dades. L’article 4 de la Llei orgànica 15/1999, de 13 de desembre, de protecció de dades de caràcter personal, preveu el principi de qualitat de les dades que exigeix que les dades de caràcter personal sotmeses a tractament han de ser adequades, pertinents i no excessives en relació amb l’àmbit i les finalitats determinades, explícites i legítimes per a les quals s’han obtingut.

Pida cita previa

Estaremos encantados de atenderle y si tiene dudas contacte con nosotros: