Cirugía para la obstrucción lagrimal

Cirugia obstrucion lagrimal

La cirugía para la obstrucción lagrimal es el tratamiento indicado para personas que padecen una obstrucción de la vía lagrimal y no se soluciona con tratamiento médico.

¿Qué es la obstrucción lagrimal?

Las lágrimas, una vez han salido hacia la superficie ocular desde las glándulas lagrimales, son drenadas hacia el saco lagrimal y de allí hacia la nariz y la garganta través del conducto nasolagrimal. Es aquí donde se suele producir la obstrucción, en uno o en los dos ojos. Cuando estos conductos quedan obstruidos, las lágrimas no se pueden drenar bien hacia la nariz y vuelven a salir por el ojo, creando un lagrimeo anormal. En esta situación hay más riesgo de que se produzca alguna infección de la conjuntiva o de la vía lagrimal.

La causa más frecuente de obstrucción lagrimal es el bloqueo del conducto nasolagrimal (obstrucción congénita del conducto nasolagrimal u OCNL). En muchos casos, la obstrucción lagrimal es congénita, hay un número elevado de recién nacidos que nacen con este problema, pero también puede estar producida por la edad avanzada del paciente, por el uso de fármacos como el uso crónico de determinados colirios o por la quimioterapia; o también se puede dar por el efecto secundario de la  radioterapia en la zona palpebral.

Tratamientos para la obstrucción lagrimal:

– los recién nacidos suelen mejorar sin tratamiento alguno con el propio crecimiento del bebé en los primeros seis meses de vida.

– Masajes: masajear la zona del saco lagrimal 5 o 6 veces al día puede ayudar a abrir el conducto lagrimal. A través de las instrucciones previas del oftalmólogo pediátrico.

– Antibióticos: en el caso que la obstrucción se deba a una infección, los antibióticos ayudarán a solucionar el problema.

– Cirugía para la obstrucción lagrimal: con la cirugía se va a abrir el conducto lagrimal para que las lágrimas puedan drenar bien hasta la nariz y la boca.
Procedimiento:
– se realiza con anestesia local o general, dependiendo de las preferencias del paciente y del cirujano.

Existen diferentes tipos de cirugía:

Mediante una sonda e irrigación: Este procedimiento es el más utilizado. Se introduce una sonda delgada en el conducto obstruido para liberar la obstrucción. Seguidamente se irriga el conducto con una solución estéril para asegurar que ha quedado desbloqueado.

Mediante tubos de silicona: lo que se hace en este procedimiento es introducir un tubo muy fino de silicona en el conducto lagrimal para abrir paso a través de éste. Este tubo es temporal y servirá para que el conducto no pueda volver a obstruirse. Después de unas semanas o meses (el cirujano decidirá cuanto tiempo debe dejarse implantado) se realiza una pequeña intervención para retirarlo.

Mediante catéter hinchable: se introduce un balón hinchable en el conducto. Este es hinchado con solución estéril para que haga la función de ensanchar el conducto.

Después de la cirugía:

En la inmensa mayoría de casos no se requiere ingreso. No es preciso tapar el ojo. A las 24h el cirujano revisa el ojo. A las 2 semanas otra revisión más en la que se valora la permeabilidad del conducto.
El paciente debe hacer un tratamiento con antibiótico y antiinflamatorio.

Si padece algunos de los síntomas de obstrucción de la vía lagrimal, consulte a nuestros expertos para obtener un buen diagnóstico y proceder al mejor tratamiento para solventarlo antes de padecer una infección colateral.

La privacidad de tu información personal es impartante para Eurolàser. Cumplimos con la Ley de Protección de Datos. Al enviarnos voluntariamente tu información personal debes ser consciente de que almacenamos tus datos personales. La finalitat de la seva creació es el tractament medico-sanitari i social dels usuaris del nostre centre. El destinatari de la informació es l’Institut Oftalmològic Eurolàser, en part on en la seva totalitat. Altres destinataris de la informació són els estaments oficials públics o privats, que per obligació legal o necessitat material, hagin d’accedir a les dades, als efectes de la correcta prestació d’assistència medico-sanitària i social, que constitueix la finalitat del tractament d’aquestes dades. L’article 4 de la Llei orgànica 15/1999, de 13 de desembre, de protecció de dades de caràcter personal, preveu el principi de qualitat de les dades que exigeix que les dades de caràcter personal sotmeses a tractament han de ser adequades, pertinents i no excessives en relació amb l’àmbit i les finalitats determinades, explícites i legítimes per a les quals s’han obtingut.

Pida cita previa

Estaremos encantados de atenderle y si tiene dudas contacte con nosotros: