Lente intraocular

Lente intraocular

¿Qué es la lente intraocular?

Lente intraocular

La lente intraocular es una lente que se implanta en el ojo para corregir defectos oculares como son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Una vez implantada va a permitir que la luz se enfoque correctamente en la retina. De esta manera el ojo puede enfocar mucho mejor los objetos y la persona tiene una visión mucho más nítida. La lente intraocular es una lente transparente que se coloca entre la córnea y el iris o justo detrás del iris. Esto no quiere decir que obligatoriamente se deba sacar la lente natural de la persona.

 

El implante de esta lente se hace vía cirugía, necesitándose una incisión en el ojo. Es una operación muy segura, pero como toda operación, siempre tiene un poco más de riesgo que la cirugía con láser, con la que se trabaja solo sobre la superficie del ojo. Está claro que este procedimiento es más invasivo, pero a veces es la mejor solución. En definitiva, los dos métodos ofrecen muy buenos resultados.

Lente intraocular fáquica

Se colocan entre la córnea y el cristalino. En esta operación el cristalino no se extrae. Es una operación reversible, por lo que la hace una opción muy utilizada en pacientes jóvenes para eliminar las dioptrías.

Lente intraocular pseudofáquica

En el caso de las lentes pseudofáquicas, el cristalino sí que es sustituido. Esto ocurre cuando el cristalino ya no es funcional, bien por cataratas, bien por otro tipo de patología.

Quien puede beneficiarse de la lente intraocular:

Está muy indicada a aquellas personas que no pueden hacerse un tratamiento corrector de visión con láser, como el LASIK. Una de las razones puede ser el elevado grado de miopía que padezca el paciente. Cuanto más miope es, más tejido se debe sacar de la córnea. Puede pasar en algunos casos, que no hay suficiente tejido para extraer y esto imposibilite el uso de láser LASIK.

La cicatrización en la córnea o una córnea de superficie irregular pueden imposibilitar el uso de láser.

La cirugía

Previamente a la cirugía, los especialistas realizaran algunos exámenes para determinar el estado de los ojos. La operación suele ser bastante rápida. Unos 15 minutos para cada ojo. Se realiza con anestesia aplicada con colirio, en la superficie del ojo. Después de la intervención el paciente puede salir de la consulta por su propio pie. Podrá llevar una vida normal. Deberá instilarse gotas oftalmológicas durante dos o tres semanas y deberá no tocarse los ojos.

Si está pensando en el implante de una lente intraocular, no dude en consultar a nuestros profesionales que le van a asesorar sobre el mejor método para optimizar su visión.