La consulta oftalmológica

La consulta oftalmológica

Consulta oftalmológica

La consulta oftalmológica

La mayoría de las personas no visitaran la consulta oftalmológica en su vida a no ser que padezcan algún síntoma claro que indique alguna enfermedad en los ojos. Por lo tanto, visitar al oftalmólogo para asegurarnos de que nuestros ojos están sanos incluso si no se padece ningún problema, debería ser una cosa regular en los hábitos del cuidado personal.

La oftalmología es la rama de la Medicina que trata las enfermedades y afecciones de los ojos.

El oftalmólogo es el médico especialista en el cuidado de los ojos y de la visión. En la consulta oftalmológica los profesionales de los ojos están altamente cualificados para realizar exámenes, diagnósticos, tratamientos, planificar la prevención de enfermedades, así como de practicar todo tipo de cirugía ocular. También pueden examinar los ojos para prescribir gafas o lentes de contacto si es preciso. Por consiguiente, acudir a la consulta oftalmológica es garantía de un buen cuidado.

¿Cuándo deberíamos acudir a la consulta oftalmológica?

Es muy importante mantener un cuidado especial de nuestros ojos a lo largo de nuestra vida. El hecho de no poner atención a los cambios que podamos sufrir en nuestra visión, o dejar de acudir a las revisiones oftalmológicas, puede suponer un riesgo para la salud de nuestros ojos. Por consiguiente, sigamos estos consejos:

Es importante acudir a la consulta oftalmológica lo más pronto posible si se produce algunos de los siguientes síntomas:

  • Dolor repentino en el ojo
  • Dolor persistente en el ojo o alrededor del ojo
  • Pérdida total o parcial de visión en uno o en los dos ojos
  • Destellos de luz
  • Manchas repentinas
  • Líneas irregulares de luz
  • Visión turbia o acuosa
  • Visión borrosa en general o en la parte central o periférica
  • Halos de luz
  • Visión doble
  • Sombras
  • Manchas o visión mermada en forma de cortina
  • Visión como de telarañas flotando
  • Sensibilidad exagerada a la luz
  • Alteración a nivel físico del ojo: ojo desviado hacia alguno de los lados (arriba, abajo, lateralmente)
  • Algún síntoma de infección como el ojo hinchado, rojo, presencia de secreciones
  • Cambios en el color del iris
  • Manchas blancas en la pupila
  • Picor o quemazón
  • Alteración en la visión de los colores

¿Cada cuanto debemos hacernos un examen oftalmológico?

Periódicamente solemos hacernos un chequeo médico para comprobar nuestro estado de salud. Igualmente, acudir a la consulta oftalmológica para revisar nuestra visión de forma regular es importante para mantener una buena salud de los ojos.

Los adultos deberían acudir a revisión oftalmológica anual a partir de los cuarenta años de edad.

En nuestra consulta oftalmológica contamos con un amplio equipo de profesionales altamente preparado para atender a todo tipo de pacientes con cualquier afección. Además, atendemos desde los pacientes más pequeños (Unidad de Oftalmología Pediátrica) hasta los más mayores (diferentes subespecialidades oftalmológicas).

Contacte con nosotros para cualquier consulta que tenga y le informaremos de las mejores soluciones ante su situación.